Desde Tamandúa resaltamos la importancia del bosque seco tropical para el bienestar de las comunidades, ya que de ellos dependen los recursos naturales y la biodiversidad de Colombia. Por esto, nuestro objetivo es seguir trabajando para fortalecerlos y preservarlos.

Envol Vert empezó a trabajar hace 10 años con las comunidades por la reforestación del bosque. La fundación capacita a las mujeres y hombres sobre el silvopastoreo y los sistemas agroforestales, con el fin de organizar las parcelas con la siembra de diferentes especies de árboles nativos en sus terrenos, y que de esta forma les sean útiles para sus sistemas productivos. Las siembras cuentan con características energéticas de árboles comestibles, como el guáimaro, el mango, el tamarindo, la guanábana; los viveros también tienen cultivos de especies maderables como ceiba, roble y macondo. Todas estas semillas son germinadas en viveros comunitarios en donde sembramos las plántulas que serán utilizadas en las parcelas de las familias productoras.

De esta forma, incentivamos el desarrollo comunitario y seguimos con la labor de sembrar más árboles en el bosque. Vale aclarar que Envol Vert se ha enfocado en la producción del guáimaro por la abundancia que generan sus árboles en cada cosecha. Esta especie tarda 10 años en dar sus primeros frutos, pero tiene unas propiedades regenerativas importantes para la tierra del bosque.  Por lo cual, los y las campesinos siguen recolectando las semillas de los árboles adultos que ya tiene el bosque, mientras realizan el trabajo de siembra.

Con los frutos del guáimaro creamos la harina de guáimaro. Una opción sostenible y deliciosa que tenemos para ti. 

×